deluxebuys ad

viernes, 26 de abril de 2013

plasma rico en plaquetas: ¿y eso con qué se come?

el otro día quise publicar esto, no sé qué problema hubo, pero evidentemente nunca quedó como publicado en el blog. así que lo vuelvo a poner (da la casualidad de que hoy hablaron de esto en la radio, y yo lamentaba no haberlo podido publicar antes... :P)
aquí va de nuevo:



tal vez hayan escuchado alguna vez hablar del "plasma rico en plaquetas" o "platelet rich plasma". probablemente lo hayan escuchado en relación a la estética, ya que la inyección de PRP es un tratamiento que se suele utilizar como antiage, para cicatrices y también como tratamiento para la flaccidez corporal. sin embargo el mismo fue desarrollado originalmente con fines médicos, para la regeneración de tejidos dañados, y también en lesiones de deportistas profesionales (en una época era considerado doping, pero ya no, y se usa comunmente). últimamente se está utilizando para tratar problemas de alopecía y se lo está probando para muchísimas aplicaciones clínicas.

pero... ¿qué es el PRP?
el plasma es una fracción de la sangre, específicamente lo que no son células. o sea, si tomamos la sangre y eliminamos las células (glóbulos rojos, blancos y plaquetas) lo que nos queda es un líquido que consiste en agua, proteínas, glucosa, factores de coagulación (moléculas necesarias para la coagulación de la sangre y la cicatrización), electrolitos, hormonas y gases disueltos.
para separar el plasma del resto de la sangre, simplemente se la centrifuga y las células (que son más densas) quedan al fondo del tubo. los glóbulos rojos, más densos, quedan en el fondo, mientras que las plaquetas que son menos densas, quedan formando una interfase entre el plasma y el resto de las células.




en el caso del PRP, por distintos métodos se obtiene plasma que contiene una alta concentración de plaquetas, desechando los glóbulos rojos y blancos y parte del plasma pobre en plaquetas (el resultado obviamente varía dependiendo de la técnica y la composición exacta depende también de la sangre del paciente). 





¿por qué inyectarse PRP sería beneficioso?
para entender esto primero necesitamos saber qué son exactamente las plaquetas y qué hacen.

las plaquetas o trombocitos son en realidad células sin núcleo que forman parte de la sangre y están involucradas en la coagulación, cicatrización y regeneración. básicamente lo que hacen es, al detectar una lesión, activarse, "anclarse" a ese lugar y empezar a liberar un montón de moléculas con distintas funciones: atraer otras plaquetas e incitar a las células de las paredes vasculares a dividirse y generar "matriz extracelular" (por decirlo sencillamente, lo que mantiene a las células pegadas). es decir, "llamar" a otras plaquetas y entre todas cicatrizar esa lesión. también tienen papel importante en detectar si entró algun microorganismo o toxina que haya que eliminar, pero eso no nos interesa tanto ahora.


plaquetas activadas vistas en microscopio electrónico


dijimos que el PRP se usa para facilitar la regeneración en caso de lesiones, y por eso es fácil entender que se pueda usar también para atenuar cicatrices. pero ¿por qué tendría efecto antiage o en la firmeza de la piel?

pues bien, el envejecimiento de la piel se debe a los cambios que se van produciendo con la edad (y que son empeorados por costumbres como tomar sol sin protección, o fumar). estos cambios se deben principalmente a que la epidermis se hace más fina y la matriz extracelular (que ya mencioné antes) se regenera más lentamente y sufre cambios que reducen la elasticidad de la piel. 
los problemas de firmeza de la piel corporal también pueden mejorarse acelerando la regeneración de la matriz celular.

una vez dicho esto, la lógica de aplicar PRP como tratamiento para estos problemas se deduce fácilmente: al inyectar PRP se ayudaría a la regeneración de la matriz extracelular y la liberación de factores de crecimiento podría mejorar el grosor de la epidermis y la integridad de la matriz extracelular.

la mayor ventaja de este tratamiento como antiage, con respecto a los rellenos o el botox, es que la sangre es extraida del mismo paciente, con lo cual no se está inyectando ninguna sustancia extraña. la generación de colágeno es naturalmente hecha por la propia piel del paciente, a diferencia de los rellenos artificiales, y por otro lado no se está paralizando los músculos como se hace con el botox, lo cual le quita naturalidad a la cara.



el mayor problema es que todo esto es bastante teórico. o sea, en 2011 se ha demostrado que la aplicación de PRP en cultivos de fibroblastos humanos (las células que crean la matriz extracelular) estimula la proliferación celular y aumenta la producción de colágeno. el problema es que estos estudios pueden no representar lo que sucede en la realidad (digamos que la piel humana es muchísimo más compleja que una capa de fibroblastos creciendo en una placa de petri). pero en una persona real, es imposible tener idea de qué pasa realmente al inyectar. no existen por el momento estudios hechos "in vivo" que realmente cuantifiquen algo. existe algún estudio que muestra fotos de un par de casos (obviamente, siempre van a elegir los mejores para mostrar) y donde la apreciación es puramente cualitativa. 

 
antes y después del PRP en una arruga nasal y en una cicatriz en la frente (fuente)


por otro lado, en caso de que realmente se activara la proliferación de las células epidérmicas y la producción de colágeno, tampoco significa que el efecto se mantenga en el tiempo. en cualquier caso, las plaquetas podrían liberar factores de crecimiento rápidamente, pero luego morirían (una vez activadas, tienen una vida de aproximadamente una semana). no es lo mismo que en el caso de usar el PRP para una cicatriz lesión puntual, que se cura en el momento y listo, ya solucionamos el problema. si estamos buscando mantener el efecto en el tiempo, tendríamos que recurrir a inyectarnos PRP regularmente (aunque esto no es muy distinto a la gente que se inyecta botox, que también tiene un efecto temporal.)

finalmente también tenemos el problema de las diferentes técnicas y cómo se las haga. tengan en cuenta que uno va a un lugar donde le sacan sangre y luego la tratan, pero las técnicas, los aparatos y los profesionales inciden en el resultado. puede ser que una deficiencia en la aparatología o en el trabajo de quien aplica el tratamiento disminuyan mucho los resultados.

yo creo que probablemente funcione hasta cierto grado, pero en este momento se trata básicamente de una cuestión de fe. y, al menos hasta que la tecnología evolucione lo suficiente, estamos hablando de una fe bastante carita: por las investigaciones (?) que estuve haciendo, el precio por sesión para el rostro es, dependiendo del lugar y el área del rostro que se cubre, desde AR$1800 hasta AR$3000 (y se recomienda hacer al menos 3 sesiones por año, do the math); y para las sesiones en piernas, glúteos, etc, el costo es mayor (de unos AR$2500 para arriba), pero se recomienda sólo una sesión por año. apto para toda clase de bolsillos (?!?!?!)
igualmente, los precios son similares (o incluso menores) a una inyección de botox, y mucho menores a un lifting. teniendo en cuenta que los riesgos son mucho menores, supongo que en caso de recurrir SI O SI a alguno de estos tratamientos, convendría darle una oportunidad. 


2 comentarios:

  1. AHA! Este es el post que desapareció de feedly, yo estaba segurísima de haberlo visto :)

    ResponderEliminar
  2. gracias por la explicación Ale!! Yo le pregunté a Gus por esto y me contestó que me haga lamer por un perro que la saliva del perro tiene las mismas propiedades y siguió mirando televisión XD

    ResponderEliminar